Una carrera armamentística tiene lugar en este momento en la Premier League, mientras los mejores equipos de Inglaterra compiten por fichar a los mejores prospectos deportivos de todo el mundo.

Hubo una época en la que se sentía que los equipos de élite del país estaban muy preocupados por atraer estrellas ya consolidadas a sus planteles. Sin embargo, en los años reciente ha venido teniendo lugar un cambio muy interesante, los ‘6 grandes’ han empezado a elevar significativamente su nivel de juego al tiempo que buscan la nueva generación de súper estrellas, pero también se han mostrado muchísimo más dispuestos a darle una oportunidad a los jugadores más jóvenes en el primer equipo.

Manchester City por ejemplo ha construido una red de clubes alrededor de todo el mundo para asegurarse de ser los primeros en la escena cuando un talento nuevo emerja en escena. El Chelsea por su parte ha estado reclutando súper estrellas potenciales desde hace algún tiempo, aún cuando su manera de manejar el talento joven sólo empezó a dar algún tipo de resultados desde que Frank Lampard se instaló en la dirección de Stamford Bridge.

El Tottenham Hotspur siempre ha sido un equipo que le da una oportunidad a los jugadores jóvenes, mucho más mientras el equipo estuvo bajo la dirección de Mauricio Pochettino, así mismo la aparición de Trent Alexander-Arnold en el Liverpool reforzó la importancia de tener una academia floreciente en la carrera por el título.

Tanto el Manchester United como el Arsenal parecen haber entendido que enfocarse en la juventud puede ser una buena estrategia para restaurar la fortuna y el prestigio de sus clubs. Para los ‘Gunners’ parece tratarse simplemente de una necesidad impuesta por un mercado de transferencias cada vez más frugal, mientras para los ‘Diablos Rojos’ es más una búsqueda o redescubrimiento del ‘ADN del United’, una característica que marcó gran parte del éxito del club en la década del 90 y la primera década del siglo XXI.

Es probable que la situación económica de los clubes de la Premier League después del brote de COVID-19 sea sensiblemente diferente a lo que fue en sus días de gloria. Lo que probablemente sólo aumentará la atención que se le presta a los jugadores más jóvenes – tanto porque son fichajes que están más cercanos a sus propias academias y les permitirían ahorrar dinero, como porque querrán asegurarse que cualquier desembolso que hagan ahora representará la posibilidad de obtener alguna utilidad económica en el futuro, como una suerte de inversión.

Por esa razón es que no resulta una sorpresa en absoluto que un talento emergente como Thiago Almada tenga tanta demanda este verano. El medio campista de 19 años de edad ha llamado la atención repetidas veces al Arsenal y al Manchester United en los últimos meses, después de tener una campaña impresionante 2019 / 20 en el campeonato argentino con el Vélez Sarsfield.

No es muy difícil darse cuenta porque ambos clubes estarían interesados en el jugador. Por una parte el Manchester United adolece de creatividad y de profundidad en el medio campo, mientras el Arsenal estaría preparándose para la partida de Mesut Özil a finales de la próxima temporada.

Thiago Almada el maestro de las asistencias argentino

Si bien es cierto que todavía no se trata de un jugador 100% maduro, Thiago Almada ha demostrado tener características que sugieren que podría convertirse en un jugador de élite en la Premier League, bien sea en Londres o la ciudad de Manchester.

Un registro bastante razonable de cuatro goles en la primera división en la temporada 2019 / 20 que incluye dos tiros maravillosos de larga distancia, con una volea espectacular en un partido contra el Club Atlético Colón en diciembre pasado fue particularmente atractiva para los cazadores de talentos.

Las cosas sin embargo no han sido tan exitosas en lo que se refiere a las asistencias, ya que Almada ha sido incapaz de crear oportunidades de gol para sus compañeros en esta temporada. De hecho de las 2,84 asistencias esperadas (xA), para ubicarse dentro de los mejores 20 jugadores de la máxima categoría en Argentina, de cara a su rendimiento actual, sugiere que sus números podrían mejorar finalmente.

El hecho de que esté en el cuarto lugar de la Primera División en lo que se refiere a pases clave con 90 (0.9) puntos, sugiere que el problema tiene más que ver con la capacidad de convertir de sus compañeros, que con el talento de Almada de crear ocasiones de gol.

Ese es simplemente uno de los ejemplos que definen las cualidades de distribución y creación de un jugador capaz de crear en espacios muy cerrados. Hablamos de un jugador con un impresionante promedio de 1,95 en sus pases de esta temporada y de sus pases creativos en 1,32, lo que lo define como un jugador creativo y penetrante que tiene la habilidad para desarmar cualquier defensa para obtener cualquier ventaja ofensiva. Son estas características las que lo ubican entre los mejores 30 jugadores de toda la división.

Thiago Almada tampoco lo hace mal en lo que se refiere a pases profundo, es decir, a pases de 20 metros o menos en dirección al área rival. Sólo 16 jugadores pueden superar su récord de 1,67 por 90.

Todo lo anterior no sólo sugiere que Thiago Almada es un jugador de altísima calidad a la hora de lograr pases perfectos en dirección al área rival, ya que también ha demostrado que es muy peligroso a la hora de entregar pases casi finales, a menos de 6 yardas del rival, demostrando además una capacidad muy alta de regateador ágil y veloz.

Sus números además en lo que se refiere a carreras progresivas con un 3,13 por cada 90 (de hecho es sexto en la Primera División) nos ayudan a entender la figura de un jugador que está siempre cómodo con el balón en sus pies y que es capaz tanto de jugar, como de hacer un pase inteligente mientras avanza por el centro del campo.

Almada es capaz tanto de jugar en las bandas, como ocasionalmente de jugar de manera frontal, pero su verdadera fortaleza es la capacidad de dictar el juego desde una posición más central, característica que encaja a la perfección con lo que el Arsenal y el Manchester puede estar buscando fortalecer al final de esta temporada. Sin embargo, su pase no será nada económica, ya que su contrato con ‘Los Fortineros’ tiene una cláusula de transferencia que alcanza los 22 millones de libras esterlinas, toda una cifra para el internacional argentino que aún no ha cumplido los 20 años.

Habrá que ver si alguno de los dos clubes está dispuesto a pagar tal suma de efectivo, por un jugador que aún no se ha probado en el más alto nivel del fútbol internacional. Sin embargo, el potencial de Thiago Almada es innegable, con lo cual, cualquier equipo que apueste por él, podría ser generosamente recompensado.

Premier League