Seleccionar los 12 más grandes de la historia de cualquier equipo siempre tiene el mismo reto de tener que lidiar entre las diferencias generacionales, pues no son lo mismo aquellos partidos históricos que casi parecen una novela, que el espectáculo que ofrecen los juegos contemporáneos, las habilidades atléticas y físicas de los jugadores son muchísimo más impresionantes ahora, máxime si tenemos en cuenta toda la tecnología que determina su nutrición y su régimen alimentario, así como la forma en la que los equipos modernos son mucho más sistemáticos que sus predecesores. Todo esto juega en favor de un favoritismo por los jugadores de hoy día.

Los 12 jugadores más importantes en la historia del Leeds

El Leeds United ha tenido tres eras distintivas a lo largo de su historia, cada una con su duración propia y nivel de grandeza. Tenemos por una parte el equipo de la década de 1960 y 1970 que ganó juegos tanto en casa como de visita bajo la dirección de Don Revie y que sin lugar a dudas es la escuadra de mejor nivel que ha tenido el club. También tenemos el Leeds de Howard Wilkinson de comienzos de la década de 1990 que ganó un campeonato, que se empalma con el de David O’Leary de finales de esa misma década y principios del 2000 que siempre estuvo a punto de obtener victorias y jamás hizo realmente mucho. Y tenemos finalmente al Leeds de Marcelo Bielsa, cuya época arranca en 2018 y que recién en 2020 logró recuperar un lugar para el club en la Premier League tras 16 años por fuera.

A lo largo de estas tres eras distintas, muchos jugadores excepcionales han llevado con orgullo la casaca blanca del equipo de Yorkshire, así como lo hicieron antes y después ed dichos periodos y aunque muchos jugadores quizás se hayan decepcionado de haber hecho parte de esta institución durante sus fases menos exitosos, he aquí nuestro listado con las 12 figuras más representativas de este emblemático club inglés.

Guardameta: Nigel Martyn

Cuando Nigel Martyn formó para el Leeds en 1996 su transferencia batió el récord en el mercado británico para lo que se había pagado antes por un portero. No obstante, gracias a sus reflejos y agilidad, Martyn demostró ser una buena elección y mantuvo su titularidad a lo largo del final de la década del noventa y el principio de la primera década del siglo XXI, jugando un papel fundamental en la participación del club en la Copa UEFA del año 2000 en la que se llegó a semifinales, así como en el camino también hasta las semifinales de la Champions League el año siguiente.

Quizás se trate de una de las figuras menos valoradas de todos los tiempos y de uno de los porteros que mayor importancia tuvo en el fútbol inglés moderno, y puede ser que su opacidad se deba a que siempre estuvo eclipsado por David Seaman en el equipo nacional.

Defensor derecho: Paul Reaney

Los 12 jugadores más importantes en la historia del Leeds: Paul Reaney

Paul Reaney fue sin duda uno de los miembros más glamorosos de aquel glorioso equipo dirigido por Don Revie. Rápido, eficiente e increíblemente enérgico, su presencia incansable en el sector derecho de la defensa era fundamental para el equipo y le bastaba para compensar sus propias carencias de habilidades.

Siempre fue un jugador frontal y fuerte que cuando tuvo la oportunidad contribuyo en ataque manteniendo la defensa propia en la mira. Su consistencia y longevidad también fueron excepcionales, sólo así retuvo su puesto por más de 15 años.

Defensor izquierdo: Terry Cooper

En 1961 un adolescente se apareció en Elland Road pidiendo una oportunidad para probar suerte en el equipo con más esperanza que expectativas reales. El nombre de ese chico era Terry Cooper y en ese momento no sólo consiguió firmar con el Leeds, sino que se convertiría en el defensor izquierdo más importante en toda la historia del club, un verdadero referente en ataque debido a sus escapadas trepidantes y veloces zapatazos.

Cooper también construyó su legado gracias a su sensibilidad táctica, la forma en la que se desplazaba en el campo y cubría los espacios fue una parte vital del arsenal ofensivo del equipo de Don Revie y se convertiría en una forma típica en la que jugarían los volantes defensivos de allí en más.

Defensor central: Lucas Radebe

Firmado como una suerte de bono extra en un acuerdo cuyo principal objetivo era traer al también sudafricano Philemon Masinga a Yorkshire, es justo decir que las expectativas con respecto a Lucas Radebe no eran particularmente altas en el Leeds. Sus primeras apariciones siempre fueron como suplente del medio campo derecho y no fue sino hasta que George Graham se convirtió en entrenador que este jugador pudo encontrar realmente su lugar en el fútbol inglés.

Llevado a la posición de defensor central, pronto se convirtió en capitán del equipo, floreciendo como líder de la defensa. Radebe era un marcador rápido y atento y lo que es mejor, muy oportuno a la hora de cometer faltas tácticas, razón por la cual siempre se mostró imbatible en situaciones de hombre contra hombre. Todavía durante el periodo de O’Leary conservó gran parte de su influencia y se dice que la banda local Kaiser Chiefs tomó su nombre del que fuera su antiguo club.

Defensor central: Norman Hunter

Los 12 jugadores más importantes en la historia del Leeds: Norman Hunter

Conocido como ‘mordedor de piernas’, el apodo de Norman Hunter no le hace justicia en lo absoluto a la habilidad de este jugador tan versátil. Hablamos de un defensor central valiente y en algunas ocasiones muy cínico, cuya reputación de hombre duro eclipsa por alguna razón su habilidad con la pelota.

Era un jugador con una técnica muy sólida que podía construir la posesión del equipo desde atrás y que era capaz de dominar el juego con su pie izquierdo, su juego era rápido y sabía exactamente que hacer en el campo -nos referimos a cuando correr y cuando acercarse y derribar un rival-, esto hizo de él un defensor muy completo siempre.

Volante derecho: Gordon Strachan

Llegado al Leeds desde el Manchester United a la edad de 33 años en una transferencia por £300,000 en 1989, Gordon Strachan no parecía ser bajo ninguna perspectiva un fichaje revolucionario para el club. Sin embargo, durante los siguientes cinco años el jugador escocés se encargaría de liderar al club en su resurgimiento de finales de la década de 1980 y de principios de la década de 1990.

Sin lugar a dudas fue un mediocampista experimentado con una reserva infinita de estamina y una forma única de entender el fútbol. Strachan se convirtió en el líder del equipo durante la era de Wilkinson logrando el ascenso a primera división en 1990 y 2 años después el título inglés.

Volante izquierdo: Eddie Gray

Un volante grácil bendecido con una serie de trucos increíbles que desconcertaban a cualquier medio campo, Eddie Gray era un jugador elegante al que daba gusto ver correr y jugar durante el periodo más brillante de la dirección de Don Revie. Alto, delgado y con cara de pícaro, el zurdo escocés podía parecer torpe, pero estaba listo para romper el corazón de sus oponentes.

Se trataba de un jugador refinado y perfectamente balanceado, Gray trajo un toque de sofisticación a un equipo construido básicamente sobre el pragmatismo y la eficiencia.

Medio campista central: Billy Bremner

Enérgico, rudo y apasionado, Billy Bremner fue siempre el capitán ideal par un equipo como el Leeds. Fue el refuerzo ideal de Don Revie para comandar el medio campo y lo hizo a la maravilla y sin titubear en la era más grande del club.

Si bien ganó notoriedad debido a su espíritu combativo, este jugador de origen escocés tenía una técnica impecable, era un experto a la hora de dar pases y sabía cuando cometer una falta, además de ser un corredor excepcional. Bremmer formó una sociedad formidable en el medio campo con Johnny Giles; la inteligencia táctica de este par de jugadores, así como su deseo de victoria hacia que fuera prácticamente pasarlos en el campo.

Mediocampista central: Johnny Giles

Un jugador casi ignoto que flotaba en la cancha pensando siempre muy rápido en su siguiente movimiento, Giles es el héroe anónimo cuya inteligencia explorando el terreno medio sofocaba ataques rivales y construía movimientos en su equipo. Este mediocampista se unió al Leeds proveniente del Manchester United en una transferencia por £33,000 y se convirtió en uno de los fichajes más extraordinarios en toda la historia del fútbol inglés.

Si bien su físico era bastante ligero, su personalidad combativa le permitió a Don Revie convertirlo en un mediocampista central, pese a que había pasado la primera parte de su carrera en las bandas. Junto a Bremmer, Giles patrullaría el medio campo del Leeds durante la década de 1960 y 1970.

Delantero: John Charles

Los 12 jugadores más importantes en la historia del Leeds: John Charles

Fuerte, rápido, poderoso y alto. Con una estatura de 1,83, Jhon Charles inició su carrera como defensor central, después de llegar al Leeds desde el Swansea siendo todavía un adolescente. Sin embargo, tras el ascenso del prominente Jack Charlton a principios de la década de 1950, Charles fue utilizado en más como centro delantero.

Su presencia férrea, habilidad aérea, carrera agresiva y olfato para el gol hicieron de él uno de los mejores finalizadores de jugadas de todo el mundo en sus tiempos. Tanto así que después de marcar 38 goles en 40 juegos en la temporada 1956-57, se marchó a la Juventus en donde recibió el apodo de “Il Gigante Buono” (El gigante gentil). Su legado en el Leeds lo sostiene como el segundo goleador más grande del club con 157 anotaciones, sólo por detrás de Peter Lorimer.

Delantero: Allan Clarke

Allan Clarke es mejor conocido por haber marcado el gol más valioso en toda la historia del Leeds, ese con el que se coronaron campeones de 1972 de la FA Cup en la final contra el Arsenal. Se le ve muchas veces como una pieza clave en el esquema táctico de Don Revie, convirtiéndose en una verdadera arma ofensiva del club tras su fichaje desde el Leicester City por £165,000.

Clarke se ganó el apodo como “Sniffer” debido a su gran instinto y habilidad para encontrar oportunidades donde nadie más las veía. Sólo así se explica que haya conseguido anotar 151 goles con el Leeds durante su paso por el club en el que logró construir una sociedad ofensiva con el también delantero Mick Jones.

Técnico: Marcelo Bielsa

Hablamos de toda una leyenda del fútbol mundial que llegó al Leeds casi por casualidad y en uno de sus peores momentos. El 15 de junio de 2018 firmó un contrato por £12,000,000 y gracias a su estilo único logró convertirse en el primer director técnico en ganar sus primeros cuatro juegos. No obstante, no todo fue gloria para Bielsa que en 2019 recibió una multa por £200,000 después de que se le acusara de espionaje en los entrenamientos de los equipos rivales.

No fue sino hasta 2020 que Bielsa logró restaurar algo de gloria en el blasón del Leeds United, llevándolo nuevamente a la Premier League tras 16 años relegado a las categorías menores. Es tanto el cariño que la ciudad de Yorkshire tiene por el argentino que incluso una de sus calles lleva su nombre. Todavía se encuentra entre los directores técnicos mejor pagados de la liga inglesa.

Leyendas del fútbol